Volver a la categoria Salvación Ver todas las categorias

Jesús quiere convertirse en su amigo cuando usted se aventura en el Camino de Salvación. Cuando usted decide aceptar a Jesucristo en su corazón como Señor y Salvador ("salvo", "nacido de nuevo", "redimido") usted toma el primer paso a ese aventura. Amistad ¿Qué es lo que usted espera cuando sostiene una relación interpersonal con alguien? Pasar un buen tiempo juntos Confiarse mutuamente las necesidades importantes Perdonarse cuando se hieren los sentimientos Ser honestos (as) Comunicarse (cartas, notas, teléfono, correo electrónico) Apoyarse en los tiempos difíciles ¿Qué tan buen amigo es Jesús en comparación con los otros humanos? Él prometió que nunca nos dejaría ni nos desampararía Josué 1:5 dice: "...Como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni desampararé". Él es amigo más que un hermano. Proverbios 18:24 dice: "Y amigo hay más unido que un hermano". Juan 15:13 dice: "Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos". Orando con Jesús Sostener una relación de intercambio personal con el Hijo del Dios Altísimo es muy similar. Para que nuestra relación pueda ser buena tenemos que comunicarnos con Él. De esto se trata la oración - hablar con Jesús. Jesús es nuestro mediador para con Dios el Padre. Él intercede a Dios por nuestras necesidades. En el Antiguo Testamento las personas tenían que ver al sacerdote, el cual intercedería a Dios por el pueblo. Ahora que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados Él es que va a Dios por nosotros. Él está a una oración de distancia. Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que "tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los Cielos" (Hebreos 8:1). De hecho, Jesús siempre está con nosotros. En Lucas 11: 9 la Biblia dice: "Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá". Él solo quiere que le pidamos. La Biblia también dice: "Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá". Usted debe pasar tiempo diariamente hablando con Dios, tal como usted se comunicaría con alguien que usted ama aquí en la tierra. "Cuando me acuerde de ti en mi lecho, cuando medite en ti en las vigilias de la noche" (Salmo 63:3).Usted puede orar en una iglesia, de rodillas o con sus manos cerradas; de cualquier manera Jesús le escucha no importa donde usted se encuentre o que posición física haya tomado. La oración es simplemente hablar con Jesús. A continuación presentamos varios pasajes sobre la oración. Santiago 5:13 dice: "¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración". "Cuando llegó a aquel lugar, les dijo: Orad que no entréis en tentación. Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya" (Lucas 22:40-42). "Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo" (Mateo 14:23). "Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado" (Salmo 32:6). "Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones. Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal" (1 Pedro 3:12). "Y todo lo que pidiereis en oración creyendo, lo recibiréis" (Mateo 21:22). (Podemos adherir a esto que no es una creencia ciega, sino fe que ha sido generada de Dios.Leyendo la Biblia Él también envió uno de sus más preciados regalos a la tierra, una carta de amor. Amor es más que un romance iluso. La Biblia es el libro especial de Dios para nosotros, en el cual Él nos habla de sí mismo. Dios escogió ponernos en la tierra y no darnos instrucciones. Pero en Su misericordia escogió darnos un manual para la vida. Las respuestas a todos los problemas de la vida pueden ser encontrados en la Biblia. Puede que usted no entienda todo tal como está escrito, pero los principios básicos están ahí. Mientras más ore y le pida al Espíritu Santo que abra sus ojos y sus oídos mejor entenderá la Biblia cuando la lea. Alabanza y admiración Cuando sus amigos hacen algo admirable usted les adula. Puede que usted diga "buen trabajo", "pienso que eres maravilloso (a)", "gracias por ser mi amigo (a)". Dios es digno de alabanza. Él ha hecho tantas cosas por nosotros que si todos sobre la faz de la tierra fuéramos a alabarle las 24 horas del día, todavía no tendríamos el tiempo suficiente para alabar a Dios adecuadamente. Cuando le adoramos reconocemos que la mano soberana de Dios ha estado durante los buenos y malos tiempos de nuestras vidas. Algunas veces no sentimos el deseo de decirle a Dios que Él es bueno. De hecho, nos enojamos con Él y queremos rebelarnos. Aún así, Dios es santo. No hay nada malvado ni malo en Él. Cuando nos sentimos mal o enojados, estamos reaccionando a lo quenosotros pensamos que Dios debería estar haciendo. La Biblia está llena de pasajes exaltando la alabanza a Dios y diciéndonos que elevemos su nombre en adoración. Amigo (a) escudriñe las Escrituras hoy y comience a adorar a Jesucristo. Caminando en perdón Jesús dice que no puede perdonar nuestros pecados si nosotros no perdonamos a nuestros transgresores. Parte de sostener una relación interpersonal con Jesús es el entender que cometeremos errores, que pecaremos y que otros nos ofenderán. En Mateo 18, Jesús dice que debemos perdonar setenta veces siete. Esto no significa que debemos contar cada vez que alguien nos hace algo malo, eso no sería verdadero perdón. Tampoco significa que tenemos que olvidar cuando alguien nos hace daño. Simplemente significa que debemos perdonar y nunca guardar rencor contra alguien. Salmo 66:17-19 dice: "A él clamé con mi boca, y fue exaltado con mi lengua. Si en mi corazón Hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado. Mas ciertamente me escuchó Dios; atendió a la voz de mi súplica". Mientras más servimos al Señor mayor será nuestra amistad con Él. Él es el mejor amigo que una persona puede tener. Siempre está presente, siempre se preocupa por nosotros y nos ama con amor absoluto. Busque en la Concordancia de la Biblia y revise los pasajes que hablen de Jesucristo y de cómo usted debe responder al amor de Dios.
Para información acerca de estudios bíblicos y otros materiales útiles para tu crecimiento cristiano,o quieres alguna instrucción, consejo, etc; por favor escribe a:nuevos@vnpem.org.mx
Fuente: vidanuevaparaelmundo.org.mx