Volver a la categoria Mujeres Ver todas las categorias

Regularmente los padres tememos de lo que pueda sucederle a nuestros hijos, sentimos temor de que puedan perderse. Ese temor es natural.La situación en que vivimos en estos tiempos es difícil, y con el simple hecho de encender la televisión, uno teme de lo que pueda sucederle a sus hijos. Existen padres que inscriben a sus hijos en colegios cristianos por temor a que estos puedan perderse por el ambiente que les rodea. Pero, eso no esta bien, porque nosotros como padres debemos enseñarles que son luz en las tinieblas.Los padres debemos enseñarle a nuestros hijos que ellos son la luz del mundo. Pero, ¿Cómo vamos hacerlo si nosotros mismos le tenemos miedo a las tinieblas?
Tus hijos no se van a perder porque esta escrito que si tu crees en el Señor serás salvo tu y tu casa. (Hechos 16:31).La Palabra del señor también nos dice que los hijos que se han descarrilado volverán a los caminos del Señor. (Proverbios 22:6)Cuando los hijos hacen cosas nuevas dan temores. Pero la Palabra de Dios en Jeremías 31: 15-17 dice: “Así ha dicho Jehová: Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron. Así ha dicho Jehová: Reprime del llanto tu voz, y de las lágrimas tus ojos; porque salario hay para tu trabajo, dice Jehová, y volverán de la tierra del enemigo. Esperanza hay también para tu porvenir, dice Jehová, y los hijos volverán a su propia tierra.”
Las mujeres nacieron para ser madres de santos del Señor. Dios nunca ha pensado en darle la vida a un ser para que se pierda. Nunca ha pensado en que tu hijo sea un drogadicto, un alcohólico, una lesbiana ó un homosexual. Él siempre tienes planes de bien para la vida de tus hijos. Dios siempre ha pensado que tú serás madre de un siervo ó una sierva de Dios.
El plan de Dios para la vida de tus hijos nunca ha sido que se pierdan. En su Palabra esta escrito que Él tiene planes de bien y no de mal para tu vida. Y con esa fe tienes que ver a tus hijos. No debes de pensar ni de creer que tu hijo esta perdido, debes de tener fe y creer que tu hijo es un santo, es un siervo de Dios y que tus ojos algún día lo verán, pero que tu fe ya lo mira.
No existen motivos para sentir temor de que tus hijos se pierdan. Si el Señor te salvó a ti, va hacerlo con tus hijos. Debes sacar ese miedo de tu corazón, y creerle al Señor por ellos.
Algunos tienen miedo de que sus hijos en Cristo se vallan a desviar, se vallan a enfriar, ó se vallan a aburrir de Cristo, pero si Dios te rescato a ti no va dejar que tus hijos en Cristo se pierdan. Solamente cree por ellos .No tienes motivos para temer por tus hijos, ni preocuparte por si van a salir adelante en la vida o no. La Biblia dice que el justo deja por herederos a los hijos de sus hijos. (Proverbios 13:22) Así que debes de creerle al Señor que tendrás para ti, para tus hijos y para tus nietos. Tus hijos si van a salir adelante, solo debes creerlo y empezar a verlo en la fe antes de tenerlo.
Si tu eres una hija justo de Dios no tienes de que temer. Las riquezas no son cuestión de suerte. La prosperidad no es asunto de que Dios decidió darle a unos y dejar miserables a los demás. Debes de creer que haz sido justificado delante de Dios con la sangre de Cristo y que Dios te da los principios para que salgas a delante y seas un hombre justo. Entonces tus hijos saldrán adelante y tendrán un gran porvenir y un gran futuro. Pero debes de creerlo primero. El problema con el que cuenta la mayor parte de personas es que quiere creer hasta que lo ve de una manera tangible, y eso ya no es fe, fe es creer sin ver y vivir como si uno esta creyendo eso. Las cosas existen si tu las puedes ver. Si tu puedes ver con la fe, verás una generación próspera del Señor en tus hijos y en tus nietos.
Otro temor que tenemos hacia nuestros hijos es con quién se van a casar. La Biblia dice que herencia de Jehová es la mujer prudente. (Proverbios 19:14) Dios tiene para tus hijos y para tus hijas un hombre y una mujer de Dios. Pero... ¿qué pasa cundo tu estas viendo que tus hijos o hijas van a unirse en yugo desigual con alguien y tu estas feliz y de acuerdo? Le estas diciendo a Dios que nos has creído que Él tiene un siervo de Dios para ellos.
Hay esperanza para tu vida y la de tus hijos. No debes de temer por el futuro de tus hijos porque son hombres y mujeres prósperos del Señor. Debes creer que tienes el favor y la gracia de Dios, que eres un hombre justo que heredara a sus hijos. Debes renovar tu mente con la Palabra de Dios. Debes creer que puedes ser próspero. Cuando Pedro comenzó a caminar sobre el agua, la tormenta ya estaba allí, sólo que el no se había dado cuenta. Cuando él se percato de la tormenta se hundió. La diferencia cuando camino sobre el agua y cuando se hundió es la manera en la que vio las cosas.
La manera de ver las cosas es lo que trae el miedo y hace que la gente se hunda. Las cosas como tales no traen el miedo, sino lo que tu piensas. En la parábola de los talentos un hombre enterró el talento argumentando que tuvo miedo. El miedo que usted tiene de que sus hijos salgan adelante es el peor enemigo para que lo hagan.
Acepta tus temores y véncelos. Si tu tienes temor por tus hijos, no les estas dando el ingrediente de la fe para que salgan a delante.Las mujeres son más valientes de lo que creen. Dan a luz hijos y durante el día del parto tienen valor y son fuertes.
Tu tienes la decisión de ser valiente por tus hijos, tu eres quien le debe creer a Dios para abrir brecha a tus hijos. Debes vivir confiando de que tus hijos están en las manos de Dios y que tendrán un gran provenir y un gran futuro. 
Dra Tere Alducin: terealducin@vnpem.org.mx