Volver a la categoria Hombres Ver todas las categorias

1. Fumar es la causa de muchas enfermedades que afectan no sólo tu vida, sino también la de tu hijo.
2. El tabaco deteriora tu aspecto físico y acelera el envejecimiento. Causa inflamación de párpados, provoca la aparición de manchas en la piel y los dientes, reseca el cutis, acelera la formación de arrugas, provoca la caída del cabello y de los dientes, origina problemas articulares y osteoporosis.
3. El tabaco te hace menos atractiva ante los demás porque provoca mal aliento de boca, impregna con un desagradable olor el cabello, la ropa y la piel. Mientras fumas no puedes percibir estos olores.
4. Estás más débil y con las defensas naturales del organismo más bajas. El tabaco provoca cansancio y te hace más propensa a enfermedades respiratorias leves como la gripe o los resfriados.
5. También tienes otras molestias que desaparecerán con el tabaco, como sequedad de boca, dolores de cabeza, ronqueras y afonías, conjuntivitis oculares, infecciones de oído, úlceras y acidez de estómago, toses y expectoraciones, enfermedades de la piel, alergias y crisis asmáticas.
6. Fumar adelanta la menopausia, altera la menstruación y provoca mayores riesgos de infertilidad. Además, fumar durante el embarazo es causa de abortos espontáneos, de complicaciones durante el parto.
7. Recuerda que los hijos de madres que han fumado durante el embarazo, tienen menos peso al nacer que si no hubieran fumado, mayores retrasos físicos y mentales durante el crecimiento y más enfermedades, que incluso pueden acabar en procesos cancerosos durante la infancia y la adolescencia.
8. Los riesgos de padecer bronquitis crónica y enfisema son hasta 25 veces mayores en los fumadores. El riesgo de padecer cáncer de pulmón y algunos cánceres de boca es de hasta 20 veces mayor en el fumador. También es mayor en los casos de cáncer de esófago, faringe, laringe, riñón, páncreas, vejiga urinaria, ano, pene, cerviz y vulva.
9. La hipertensión, la arteriosclerosis, las anginas de pecho, trombosis, derrames e infartos que afectan a órganos vitales como el corazón, el cerebro y el pulmón, provocando incapacidad y muerte, son hasta 9 veces más probables en los fumadores que en los no fumadores.
10. Recuperaras el olfato y el gusto. Disfrutarás del aroma de una buena comida y si cuidas tu alimentación, no tienes por qué engordar.

Fuente: vidanuevaparaelmundo.org.mx