Volver a la categoria Hombres Ver todas las categorias

1. Su primer paso para ser liberado del poder de las adicciones es el admitir que usted es un adicto y que necesita ayuda. Jesús dice que cuando confesamosnuestros pecados Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados (1 Juan 1:9).
2. El siguiente paso para ser liberado del poder de las adicciones es reconocer a Jesucristo como su Señor y Salvador. Esto quiere decir que cuando Jesús dice que usted cree que Jesús es el unigénito Hijo de Dios, nacido de la Virgen María y murió por nuestros pecados. Juan 3:16 dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.
·         Empiece por hacer la oración de salvación. Puede que usted haya orado antes y nada haya pasado. La forma que Dios contesta no es la misma nuestra. Algunas veces Dios escoge obrar lentamente en nuestras vidas. Liberarse de las adicciones es raramente un milagro que ocurre de la noche a la mañana. No permita que los fracasos pasados le detengan a intentar de nuevo.
3. Ore en voz alta con nosotros ahora mismo.·         Querido Cristo, confieso que me siento débil ahora mismo. Me arrepiento de mis pecados y te pido que me perdones. Te pido que me ayudes a comenzar de nuevo. Confieso que estoy bajo atadura y te pido me libertes por el poder del Espíritu Santo y la sangre de Jesús. ¡Gracias por Tu libertad!
4. Resuelva en su corazón hacer lo que sea necesario para obtener su libertad: terapia, discusiones en grupos pequeños, liberación, rehabilitación.
5. Resista al diablo. La Biblia dice “Resistid al diablo y huirá de vosotros”. Cuando sienta las viejas tentaciones venir, saque su Biblia y empiece a leer la Palabra de Dios. Ore diciendo, “Jesús necesito tu ayuda ahora mismo, Satanás te ordeno por la sangre de Jesucristo que ceses y desistas”. No permita que su mente entretenga pensamientos impuros, o pensamientos sobre la adicción. Cuando éstos vengan a su mente, inmediatamente cambié su atención. Filipenses 4:8 dice: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”.
6. Necesitará el apoyo de su iglesia local. La mayoría de las iglesias con congregaciones grandes proveen consejería gratuita para ayudarle a liberarse de sus adicciones. Jesús puede liberarle de sus adicciones. Puede que usted tenga momentos de tentación y necesite un fuerte equipo de apoyo que le de fortaleza cuando sienta el deseo de tomar drogas. Hay muchas formas que puede usar para encontrar un equipo de apoyo.
a. Las páginas amarillas de su directorio telefónico es un recurso de ayuda en muchas áreas. Si usted busca bajo Adicción a las drogas y tratamiento, usted puede encontrar centros de tratamiento y grupos de apoyo.
b. Otros recursos de ayuda serán las iglesias de su comunidad. Si usted asiste a alguna iglesia póngase en contacto con su ministro y dígale cuál es su lucha y qué tipo de ayuda usted necesita. Si su ministro no le provee ayuda, póngase en contacto con alguien que pertenezca a una congregación más grande y pregunte por los grupos de apoyo para los adictos.
7. Busque un mentor, o alguien que pueda ayudarle a mantenerse responsable. En cualquier momento que esté luchando esta es a la persona que debe llamar y obtener ayuda orando. Un amigo verdadero será alguien al que usted pueda pedirle ayuda en cualquier momento y que le escuchará.
8. Dejar las adicciones no es una tarea fácil que ocurre de la noche a la mañana. Dios es poderoso para liberarle, pero usted ya ha establecido malos hábitos que tomarán tiempo en romper. Satanás no quiere que usted sea libre. Lo bueno es que Dios es soberanos y poderoso. Él le libertará.
9. Contáctenos y oraremos por usted.
Jesús se preocupa. Y nosotros nos preocupamos por usted.


Fuente: vidanuevaparaelmundo.org.mx