Volver a la categoria Jóvenes Ver todas las categorias

¿Quién soy yo? Que difícil es contestar esta pregunta para muchos, incluyéndome a mi.
Será por que al contestarla tienes que recordar el lado oscuro que cada uno de nosotros tenemos. Ese pasado que queremos ocultar, esas lágrimas que hiciste derramar, esas discusiones que hirieron.
Que difícil es confrontarte con ése yo que ni tú mismo quisieras conocer.
A mí me encantaría contestar esta pregunta diciendo todas las cualidades positivas que tengo. Yo podría decirte que soy perfecta, pero no es así, estoy muy lejos de eso. En mi vida he cometido muchísimos errores y muchos de ellos han tenido grandes consecuencias. Lo más triste de todo es que muchas veces he estado muy conciente de esas consecuencias antes de cometerlos. Créeme, yo tengo el potencial de ser una gran mentirosa, insegura y desconfiada, quizás mucho más. En mi vida he pasado por muchas experiencias que me han mostrado lo que puedo llegar a ser, hasta de mirar me asusto. Muchas veces mis acciones han estado muy lejos de lo que es ser un Cristiano.Tal vez al leer esto pienses que soy una persona "mala" o puedes abrir tus ojos a la realidad.
Y la realidad es que tú y yo somos iguales en muchos aspectos.
Somos seres imperfectos llenos de debilidades. La diferencia está en que cuando yo, como cristiana; caigo, es de rodillas, nunca derrotada en el suelo. De rodillas me postro, de rodillas me rindo y de rodillas es que ocurre el milagro. Dios quebranta mi corazón, me da esperanza y me da confianza. Me perdona y me abriga con Su gracia. Es en este momento que todo cambia, las tinieblas desaparecen y puedo ver un nuevo día. Este "proceso" se ha repetido tantas veces en mi vida que ya he perdido la cuenta. La vida del cristiano es una batalla continua donde habrán caídas pero muchas más victorias si así te lo propones. En esta batalla Dios ha sanado mis heridas y me ha dado las fuerzas para hacer hasta lo que creí imposible. He ganado la batalla del perdón, he amado a mi enemigo y he ayudado al herido.
Mi reto para ti es que tu pasión sea el vivir con Cristo. No es tarea fácil pero el que persevere hasta el final, éste será salvo. Y recuerda, si te sientes caer, cae. Pero cae de rodillas ante un Dios que te perdonará y te restaurará.
"Si le entregas tu corazón y hacia él extiendes las manos, si te apartas del pecado que has cometido y en tu morada no das cabida al mal, entonces podrás llevar la frente en alto y mantenerte firme y libre de temor.
Ciertamente olvidarás tus pesares, o los recordarás como el agua que pasó. Tu vida será más radiante que el sol de mediodía, y la oscuridad será como el amanecer. Vivirás tranquilo, porque hay esperanza;estarás protegido y dormirás confiado. Descansarás sin temer a nadie, y muchos querrán ganarse tu favor" Job 11: 13-19
Jennyffer Arias
Fuente: vidanuevaparaelmundo.org.mx