Volver a la categoria Jóvenes Ver todas las categorias

No me digas que estas frases del Quijote no nos vienen como anillo al dedo.
Una explicación a esto es: Lo que ellos creían que era amor no fue mas que un solo apetito, que tenía por fin el deleite, que al tenerlo se acabaría.
Cervantes, recordémoslo bien, no era ciego y el hombre es el mismo en cualquier época.
¿Has captado ya la moraleja? A mí me parece que una cosa es el amor y otra muy diferente, el placer. Y que nuestro trato, especialmente con el sexo opuesto, debe orientarse con la brújula del amor.
He reflexionado sobre el tabú del sexo. Eso que nos suscita tanto pudor y de lo que solemos hablar entre amigos. Si esos actos matrimoniales que traen la vida se realizan únicamente por el placer que se experimenta, se acuchilla el amor. Desde ese momento habremos dejado de ser personas para convertirnos en cosas, robots teledirigidos por nuestros apetitos.
El placer, el deleite, el apetito son muy subjetivos. El amor los incluye, no los desprecia, pero va más allá. Atraviesa el portón del propio yo y se da a los demás. No puede estancarse.
La puerta del amor se abre hacia afuera, siempre hacia los demás, y se llama felicidad. En cambio, la del placer se cierra con el candado del egoísmo. El amor dura. El placer se acaba. El placer no es más que un efecto, un producto secundario. Una especie de barniz que acompaña las acciones de los hombres y se derrite como la nieve en verano.
El placer sigue, no se persigue. El placer acompaña al amor, pero no es el amor. El placer no es un señor, sino parte del séquito.
El placer es una paloma que remonta el vuelo al sentirse apresada. Sólo planea verdaderamente en los vientos del amor. Recuérdalo siempre: Cuando se persigue el placer por el placer… desaparece.¿Qué es lo que le faltaba a esto?Su fundamento…el amor.
Si tu preocupación es perder a tu novio (a) por no darle lo que te pide, ¡no temas!
Si te ama verdaderamente te va a esperar y a respetar. “En Cantares 8 dice que el amor es fuerte como la muerte, las muchas aguas no lo podrán apagar, ni los ríos ahogar”. ¡Ya viste!… Si es verdadero su amor nada los podrá separar y juntos podrán salir corriendo de esta tentación teniendo resultados grandes.
Que mejor que la bendición de Dios con nosotros por nuestra obediencia de apartarnos de las tentaciones y las relaciones sexuales antes del matrimonio.


Fuente: vidanuevaparaelmundo.org.mx