Volver a la categoria Familia Ver todas las categorias

La Biblia nunca se equivoca. Los caminos de Dios siempre son rectos. Estos son los principios que se deberían seguir siempre: 
"Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor" (Efesios 6:4)
La corrección y el castigo forman una parte importante de esta obligación de criarlos en la disciplina y amonestación del Señor."Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿Qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina" (Hebreos 12:7).
Salomón lanza una amonestación más fuerte aún: "El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige"(Proverbios 13:24).Hay otros lugares de las escrituras que hablan del castigo y la corrección:"Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; mas no se apresure tu alma para destruirlo"(Proverbios 19:18)."No rehúses corregir al muchacho; porque si lo castigas con vara, no morirá"(Proverbios 23:13)."La vara y la corrección dan sabiduría; mas el muchacho consentido avergonzará a su madre" (Proverbios 29:15)."Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma" (Proverbios 29:17).
A diferencia de los animales pequeños, que en pocas semanas o meses se bastan a sí mismos, los niños dependen de sus padres por un largo tiempo que llega a los veinte años. Les toma entre diez y doce meses solamente el aprender a caminar. Esto nos muestra obviamente que Dios tiene la intención de que los hijos permanezcan dependientes e incapaces de bastarse a sí mismos para que permanezcan en el ambiente del hogar a lo largo de todo el período en que es eficaz su educación. Se debe educar al niño en los caminos por los que va a andar. La idea de Dios es que el hogar sea la fuente del desarrollo de las cualidades, los principios y los hábitos morales. Allí es donde se deben hacer las modificaciones que son esenciales para que tenga una personalidad aceptable. Una de las razones por las que nuestra sociedad está pasando hoy por problemas es que no se están enseñando la moralidad, la espiritualidad, los principios sólidos y las cualidades deseables en el hogar. Los niños necesitan corrección y educación.


Fuente: vidanuevaparaelmundo.org.mx