Volver a la categoria Familia Ver todas las categorias

1. INICIO Y FIN DE LA ADOLESCENCIA Se han dado muchas definiciones sobre el significado del concepto "adolescencia". En general se puede decir que es un periodo de transición entre la niñez y la etapa adulta. Las definiciones centradas en la sociedad subrayan las ambigüedades y dificultades de este periodo de transición del que, sin embargo, va a depender toda la vida ulterior. En nuestra cultura, es pues un período psico-social. Este no existe en todas las culturas. El fenómeno de transición social y psicológica va acompañado de un cambio biológico denominado pubertad. Estos tres factores interactúan y se superponen, convirtiendo este período en muy conflictivo y difícil de analizar. En la sociedad moderna tiene unos límites de duración imprecisos, dura cuando menos una década (de 10 a 12 años) y tiende a prolongarse debido a los largos aprendizajes socio-profesionales, a la precocidad de la pubertad y también al incremento de la longevidad. El adolescente depende aun de los adultos, moral y materialmente, no puede satisfacer sus impulsos sexuales y debe emplear su energía compitiendo por la adquisición de un estatus que de todos modos será efímero. Esta mezcla de compulsión y de vacío, de obligaciones y de ausencia de modelos y multiplicidad de posibles opciones, le fuerzan a descubrir soluciones originales y proyectos muy personales. La prueba es difícil y no todos la afrontan con armas iguales. La adolescencia no es un período homogéneo y no implica tampoco un cambio brusco, sino que es un proceso evolutivo que comienza, en general, con los primeros cambios no manifiestos en la actividad endocrina y continúa hasta que el desarrollo físico y sexual es relativamente completo. 
2. INTERESES EN LA ADOLESCENCIA Tal vez el marco de referencia mejor conocido sea el que presentó Havighurst en 1953, enumerando las 10 tareas principales a desarrollar por el adolescente: 1. Lograr relaciones nuevas y más maduras con iguales de ambos sexos. 2. Lograr un papel social masculino o femenino. 3. Aceptar el físico que se tiene y utilizar con eficacia el cuerpo. 4. Alcanzar la independencia emocional respecto a padres y otros adultos. 5. Lograr una seguridad e independencia económica. 6. Elegir y prepararse para una ocupación. 7. Prepararse para la vida en pareja.8. Desarrollar capacidades y conceptos intelectuales básicos para la vida cívica. 9. Desear y lograr una conducta socialmente responsable. 10. Adquirir una serie de valores. El descubrimiento de un mundo propio y de intereses personales induce a los adolescentes a entusiasmarse con determinados ideales, los cuales se sienten predispuestos a admirar. Aparece el descubrimiento del mundo de los valores. Los intereses a medida que crece el adolescente se diversifican e individualizan. Una última característica de los intereses de los adolescentes sería la inestabilidad, de acuerdo con la excitabilidad afectiva que padecen. Cambian constantemente de intereses. 
3. PROBLEMÁTICA SOCIAL DE LA ADOLESCENCIA Muchas veces no nos damos cuenta de la gran importancia de esta etapa en la sociedad y los cambios que se están produciendo. El número de adolescentes en la sociedad ha aumentado. El poder del adolescente aumenta también, constituyendo una fuerza sobresaliente dentro de la sociedad. Anthony señala los siguientes tipos de reacciones estereotipadas de los adultos: •El adolescente es considerado como objeto peligroso y en peligro: ante eso se protege y se prohíben cosas "por su propio bien". •El adolescente es considerado como un objeto sexual: el comienzo de la madurez sexual sorprende a la familia y la respuesta ante esto está en el grado de aceptación de la sexualidad de la misma. •El adolescente es considerado como un individuo inadaptado: el adulto se ha acostumbrado a esperar de su hijo la turbulencia y la tensión. Así la sociedad tiene un tipo de adolescente que espera y merece. •El adolescente es considerado como objeto de envidia. •El adolescente es considerado como objeto perdido: los padres consideran perdido al hijo cuando éste comienza a cambiar sus afectos hacia otros objetos.  
4. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS PRIMEROS AÑOS La pandilla A los trece años salimos de la infancia: el individuo se interioriza e interioriza el mundo ambiente, se absorbe a sí mismo. Al descender del exterior el joven se sentirá solo, único e incomprendido, actitud que persiste en los años siguientes. En el aspecto social, ésta es la edad en que el individuo vive unido al grupo en mayor grado que en ningún otro momento de su vida; la vida social alcanza su máxima intensidad en "la pandilla". La pandilla se forma de forma espontánea, sin intervención del adulto y no incluye a todos los posibles participantes sino que hay una selección de los miembros. Se hace notar la popularidad o impopularidad de los miembros. Es autocrática y jerarquizada. Libera al joven de la sujeción del adulto y de su constante supremacía, liberándole así de su complejo de inferioridad. Tienen por tanto un carácter anti-adulto. Reaccionario. Se empiezan a elaborar las primeras relaciones de igual a igual. La adquisición de la propia identidad A partir de ahora, el adolescente empieza a buscar la propia identidad, empieza a considerarse como algo separado del resto, de los otros y con una unidad en sí mismo. Esta búsqueda se inicia en los grupos de iguales, de amigos con los que se identifica y diferencia de los adultos. Aparece la necesidad de autoafirmar su importancia y su valía, su ser algo especial. Se inicia la búsqueda de lo singular que lo distinga del resto. Las "marcas" de ropa, deportivas, etc..., son un buen ejemplo. Aparece el deseo de imitación de los ídolos, de mostrar sus cualidades atléticas, de competir.... Este proceso de búsqueda deriva en la adquisición de una identidad "típica", aceptada y potenciada por el grupo social o al contrario, desviada de la "norma". También puede ser que cristalice muy temprano, limitando el desarrollo de las capacidades o posibilidades, o que la búsqueda se prolongue durante excesivo tiempo, prolongando el proceso de confusión. La revelación familiar y el medio social en que se desenvuelva el adolescente determinará en parte este proceso. La imagen corporal y la autoestima La imagen corporal en la adolescencia centra su problemática en estos factores. •La apariencia física: el apartarse de la norma de belleza resultará perturbador. Y acercarse a ella está asociado con mayor popularidad, mayor seguridad en sí mismo, auto confianza... •Los problemas planteados por el nuevo cuerpo funcional (erecciones, regla..). •Imagen corporal, identidad, autoestima. La satisfacción con la imagen corporal va a ser un determinante del lucimiento de la potencia y habilidad de su cuerpo y la predisposición a trabajarlo. Por ello, el reconocimiento del propio cuerpo, la aceptación y el desarrollo deportivo del mismo, favorecen la autoestima y la seguridad del adolescente. Resumen Luego parece sensato enmarcar al adolescente dentro de un proceso de diferenciación que empieza con los propios cambios que anteriormente reseñábamos y va a suponer a nivel psicológico una reestructuración importante a la hora de percibir y procesar el ambiente desde su nuevo status. Empiezan a crearse ideas y opiniones propias independientes en cierta medida de los criterios paternos por las que hasta ahora se han regido. Se produce una separación transitoria de los padres que acentúa este proceso de diferenciación y que permite a su vez que el adolescente aprenda nuevas estrategias de entrenamiento a su reciente realidad. Es ahora el grupo de pares el que aglutina las referencias más ponderadas por el individuo adolescente. El refuerzo y/o la aprobación que éste dispense serán fundamentales en este periodo. El individuo intentará ganar posición en el grupo ajustándose en mayor o menor medida a las demandas del mismo que servirá como caldo de cultivo par configurar su propio mundo. Temas como la familia, los estudios, el tiempo libre, la imagen, etc. van a estar profundamente mediatizados por la presión que el grupo ejerce. Aun son válidas las referencias familiares siempre y cuando se planteen con una opinión más, dejando al adolescente lo más importante, la fase de decidir, la posibilidad de aprender estrategias adecuadas para las nuevas exigencias que ahora se le plantean. 
5. PROBLEMAS EN LOS ADOLESCENTES Estudios Falta de rendimiento por: •Ansiedad, fobia escolar. •Falta de motivación. •Déficit en estrategias de estudio. Relaciones interpersonales •Falta de habilidades sociales. •Timidez. •Soledad. •Ansiedad social. •Grupos de amigos conflictivos. Depresión •Conductas suicidas. •Inseguridad. Ansiedad •Ansiedad generalizada. •Trastornos obsesivo-compulsivo. Conductas antisociales •Agresividad. •Consumo de sustancias drogófilas (alcohol, drogas de diseño). Relaciones con los padres •Incomunicación. •Violencia familiar. •Peleas. •Discusiones. •Ausencia de normas y control. Relaciones de pareja •Desamor, rupturas afectivas. •Sensación de incompetencia afectiva. •Dificultad de comunicación. Problemas con la alimentación •Anorexia. •Bulimia.  •Problemas mixtos. Problemas de auto imagen •Autoestima. •Desectructuración de la imagen del yo. •Búsqueda de identidad. Cada uno de estos problemas tienen que ver con una forma de intervención terapéutica y/o multidisciplinar, para lo cual es necesario consultar a un especialista que oriente el caso. Siempre se resuelven mejor aquellos problemas abordados en su inicio. Hemos de tener en cuenta que en este momento de la adolescencia y/o inicio de la edad adulta van a consolidarse estructuras estables de personalidad alterada, lo que llamamos trastornos de personalidad que derivan en conductas desadaptadas, alteración en la percepción de la realidad,... etc. entre un 10 y un 20% de la población general presentarán posteriormente estos trastornos.
Dra. Tere Alducin: terealducin@vnpem.org.mx


Fuente: vidanuevaparaelmundo.org.mx